jun 07
        

Un equipo multidisciplinar de la Universidad de Salamanca (USAL), integrado por topógrafos, físicos, matemáticos e ingenieros industriales y de minas, trabaja desde Ávila en el desarrollo de un proyecto de investigación con aplicaciones novedosas en el mundo de la ingeniería y el patrimonio.

El proyecto es un Sistema Aéreo Robotizado (SAR) denominado ‘oktokopter’ -ocho brazos o hélices y ocho motores- que puede volar sin piloto y, dadas sus reducidas dimensiones y su manejo a distancia, llegar a rincones difíciles para el hombre, captando imágenes que después pueden ser reproducidas en 3D para diferentes aplicaciones.

Entre ellas figuran la inspección de grandes puentes, el vaciado de canteras y todo lo relacionado con el patrimonio –alzados, perfiles, secciones–. A todo ello se suma la posibilidad, actualmente en desarrollo, de realizar estudios de eficiencia energética en los edificios a partir de una cámara térmica o medir el estrés hídrico en las plantas. El último caso podría resultar interesante para los viticultores.

Responsables del Proyecto de la USAL. Foto: El Mundo CyL

Responsables del Proyecto de la USAL. Foto: El Mundo CyL

Este proyecto de investigación, que por el momento sólo tiene aplicación en el ámbito universitario, está siendo desarrollado desde el grupo de investigación de Tecnologías de la Información para la Documentación del Patrimonio (TIDOP), liderado por el investigador de la USAL, Diego González Aguilera, doctor de Área de Ingeniería en Cartografía Geodesia y Fotogrametría.Junto a él, también se encuentra el ingeniero industrial Jesús Fernández Hernández, profesor asociado de la USAL, además de otros investigadores más jóvenes como Pablo Rodríguez Gonzálvez y Juan Mancera Taboada.

Tanto González Aguilera como Fernández Hernández coinciden en señalar que lo que resulta novedoso es que este equipo de la USAL da “un paso más” intentando, a través de la investigación, obtener “un valor añadido a la plataforma”.

Ahorro de costes y riesgos

Este proyecto impulsado desde la Universidad de Salamanca, que aún se encuentra en proceso de desarrollo, supone un avance desde el punto de vista de la investigación, pero también en el ahorro de costes, así como en la posible reducción de accidentes laborales, al poder intervenir en lugares peligrosos y de difícil acceso.

Se están realizando investigaciones encaminadas en diferentes direcciones. Una de ellas es el desarrollo de herramientas y programas informáticos para ampliar las capacidades operativas y de navegación de estas plataformas. De esta manera, se pretende mejorar, no sólo la forma de controlar el aparato, sino mejorar su posicionamiento.

Otra de las originalidades que pretende incluir el grupo TIDOP es la derivada de la investigación en nuevos sensores de bajo coste, que posibiliten la ubicación tridimensional de la nave con una mayor precisión.

Daños en edificios y viñedos

En este apartado es en el que se está estudiando la posibilidad de incluir una cámara térmica que tenga la posibilidad de detectar otros datos casi imperceptibles a simple vista como daños estructurales y realizar estudios de eficiencia energética. Esta cuestión puede resultar muy interesante para detectar la eficiencia energética en edificios e incluso descubrir las pérdidas de calor en algunos de ellos, cuando esta circunstancia tenga lugar.

El desarrollo de esta aplicación se está realizando en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, al igual que el sistema de cámara NDVI, que puede llegar a medir el estrés hídrico en las plantas. Este sistema incorporado al ‘oKtoKopter’ podría resultar muy interesante para los viticultores de la Comunidad, ya que tendrían la posibilidad de controlar si sus viñedos necesitan más agua o, por el contrario, les sobra. Para ello se emplearían cámaras infrarrojas con diferente longitud de onda.

Monumentos en 3D

Otra de las innovaciones que el equipo de la USAL pretende introducir en el sistema aéreo robotizado es “la implementación de simuladores 3D, que permitan la planificación, estudio y simulación de entornos en 3 dimensiones, facilitando los planes de vuelo y los vuelos semiautónomos de las plataformas”, según explica Diego González Aguilera.

Además, este sistema permitiría la reconstrucción de entornos en 3D, a partir de fotografías aéreas tomadas desde plataformas aéreas robotizadas y desde el suelo. Así se podrán realizar fotos esféricas para obtener fotos en 360 grados. El proyecto pretende incluir la posibilidad de que, previamente al despegue de la nave, se pueda diseñar un plan de vuelo al aparato para que realice fotos virtuales que sirvan para la reproducción posterior y simulada de edificios, monumentos, canteras o infraestructuras en 3D.

Fuente: Innovadores. El Mundo CyL / Antena 3 Noticias

Palabras clave: