may 15
        

La Federación Española de Centros Tecnológicos presentó recientemente en el marco de la Jornada de Difusión del Observatorio Industrial de la Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones, que se ha desarrollado en Barcelona, el trabajo titulado “Redes de Sensores. Aplicaciones para control automático de edificios”. El trabajo se ha centrado en la domótica y la inmótica, tecnologías ligadas a la automatización de viviendas y edificios y que están cada vez presentes en nuestros hogares y en nuestro entorno.

Según las conclusiones de este estudio, la domótica ofrece múltiples ventajas. La instalación de sistemas automáticos que nos facilitan las tareas cotidianas o que utilizamos para nuestro ocio y entretenimiento requiere habitualmente de una preinstalación que permita la interconexión de los dispositivos y la integración con otras funcionalidades, pero las redes de sensores y su capacidad de comunicación inalámbrica facilitan esas labores de infraestructura, por lo que permiten disponer de todas las funcionalidades requeridas en viviendas inicialmente no preparadas para ello.

Además, la utilización de redes de sensores para estas aplicaciones ofrece la posibilidad de poder instalar sensores en lugares donde antes no merecía la pena o no se podía debido a que no existían los conexionados eléctricos necesarios. Esta característica puede hacer que se mejore la eficiencia de los sistemas con el consiguiente ahorro energético o bien que se utilicen para automatizar o controlar elementos que antes era inviable.

En relación con el sector inmobiliario y de la construcción, cuya situación es muy diferente a la de años anteriores, la domótica les permite aumentar las prestaciones o servicios que ofrecen, por lo que, además, puede ayudar a estos sectores a buscar alternativas que les permitan ofrecer un valor añadido. En España, el 8,23% de las viviendas de obra nueva que se construyeron durante 2007 incluyeron un sistema de domótica, porcentaje que alcanza el 14,85% en el caso de la implantación de sistemas de seguridad.

Por otro lado, el hecho de que la domótica esté cada vez más presente en las viviendas y edificios hace necesario la creación de más empresas y profesionales encargados de su instalación.

Fuente: construarea.com

__________________________________________________________________________________________

En AGUICAMP Arquitectura e Ingeniería realizamos y gestionamos sus proyectos de Domótica y Hogar Digital

Palabras clave:
mar 12
    Arquitectura, General, Ingeniería Comentarios desactivados
        

Convertir una casa normal en un hogar domótico, es decir, dotado con las tecnologías más avanzadas en materia de control energético, seguridad y comunicaciones, cuesta entre 1.500 y 3.000 euros, lo que equivale a entre el 1,5% y el 2% del coste de las instalaciones de una vivienda, una cantidad que se amortiza en cuatro años gracias al ahorro energético que permiten estos equipamientos.

Así lo aseguró el presidente de Asimelec, Martín Pérez, al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y al secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, durante la visita al demostrador de hogar digital instalado en el Centro Cultural Eduardo Úrculo del distrito de Tetuán (Madrid).

Y es que con las instalaciones que incluye una casa totalmente domótica se puede llegar a ahorrar un 25% de energía como mínimo, cantidad que puede llegar al 50% si se suman sistemas de energía solar y geotérmica a la vivienda.

Este montaje, que ocupa 150 metros cuadrados, es el primero de sus características en España y recrea una casa dotada con todos estos sistemas que puede ser visitado por los ciudadanos mediante cita previa (91.535.96.17) durante los próximos cinco años.

Una casa domótica

Nada más entrar empiezan las aplicaciones de la casa. Así, un simple comando de voz puede encender o apagar las luces, la calefacción o subir las persianas, algo que también se puede hacer por teléfono. Además, mediante unas pantallas recibimos información sobre el consumo energético de la vivienda y la comparativa con el ahorro experimentado a nivel nacional.

Y es que todo el hogar está equipado con fibra óptica, que permite recibir señal de televisión en alta definición (3D en el futuro), Internet y el resto de redes IP en que se integran los diferentes sistemas, que ni siquiera deben ser del mismo fabricante para poder integrarse.

La seguridad también entra en juego. Las viviendas permiten instalar detectores de movimiento, alarmas anti-incendios o de hurto, e incluso sistemas de pánico para que los mayores puedan encender la luz o avisar a emergencias con un comando de voz.

La cocina cuenta también con un sistema que detecta humo, fugas de gas o pérdidas de agua, que es incluso capaz de detener en el momento.

Luz y calor

En cuanto a la iluminación, el sistema puede memorizar diferentes ‘modos’ para utilizar en diferentes circunstancias (por ejemplo, para ver una película tocar un botón basta para bajar las persianas, reducir las luces y desplegar una pantalla de proyecciones).

Lo mismo ocurre con las temperaturas del agua en el baño (no sale agua hasta que no llega a la temperatura elegida, lo que permite ahorrar) o los tiempos de duración del caudal (que se cortan en función de que nos estemos lavando las manos, los dientes…). Los electrodomésticos inteligentes serán un paso más en este mismo sentido.

Exteriores

En el jardín esperan, entre otras cosas, un prototipo de coche eléctrico, un modelo de estación de energía geotérmica, una caldera de condensación y placas fotovoltaicas como diferentes opciones para sumar a la casa domótica.

Además, un elevador para hasta 180 kilos que funciona con un sistema de vacíos y no requiere instalación ni maquinaria propone otra buena solución para personas con movilidad reducida.

Telecomunicaciones

Todo eso es posible gestionarlo desde el teléfono móvil, de forma on-line o desde la llamada ‘pasarela residencial’, que ofrece información sobre el estado de los diferentes dispositivos e integra todos los comandos de control. Además, se pueden instalar diferentes pantallas con esta funcionalidad por toda la casa, e incluso se pueden accionar por voz.

Además, ni siquiera es necesario tener grandes conocimientos informáticos para poder usar estos equipos, ya que se adaptan a las necesidades y preferencias del usuario y, una vez configurados, son sencillos de utilizar.

Fuente: Europa Press

__________________________________________________________________________________________

En AGUICAMP Arquitectura e Ingeniería realizamos y gestionamos sus proyectos de Domótica y Hogar Digital

Palabras clave: