jul 09
        

20090708elpepucul_22 Centro Pompidou.

CaixaForum Madrid expone hasta el 18 de octubre 60 maquetas firmadas por este arquitecto a lo largo de 40 años.

El arquitecto Richard Rogers (Florencia, 1933) es una de las grandes estrellas de la élite de los arquitectos. La Terminal 4 de Barajas, el Centro Pompidou de París (en colaboración con Renzo Piano), el Tribunal de Burdeos, la Asamblea Nacional de Gales (en Cardiff), la Cúpula del Milenio (Londres), las bodegas de Protos en Peñafiel (Valladolid) son algunas de las construcciones que han contribuido a darle fama en todo el planeta.

La sala de exposiciones de CaixaForum Madrid expone hasta el 18 de octubre 60 maquetas de firmadas por este arquitecto a lo largo de 40 años, en una muestra titulada Richard Rogers+Arquitectos. De la casa a la ciudad, una iniciativa que con montajes diferentes se ha podido ver ya en Barcelona, París y Londres. Posteriormente viajará por otros países europeos, Asia y Estados Unidos.

Rogers no ha podido viajar a Madrid por motivos de salud, aunque sí lo han hecho sus socios, Graham Stirk e Ivan Harbour. Ambos asumen en su indumentaria los coloridos con forman parte de la firma de Rogers. Stirk iba vestido completamente rojo y Harbour de verde. Ambos han recorrido la sala de 900 metros cuadrados en la que, en orden cronológico, se exponen los proyectos. Hay maquetas de gran tamaño, algunas de ellas animadas, junto a dibujos, filmaciones, escritos, paneles colgados y un gran mural de 50 metros con fotografías en las que se resume la producción arquitectónica de Rogers. Ignasi Miró, director del Area de Cultura de CaixaForum Madrid, precisó que el montaje que ahora se puede contemplar tiene como objetivo el resultar comprensible tanto para especilistas como para público en general. La muestra se divide en siete apartados: Transparentes, Legibles, Ecológicos, Públicos, Urbanos, Ligeros y Sistemas.

Ivan Harbour explicó que la exposición ofrece un panorama detallado de la filosofía de la firma “Rogers”. “Es una apertura de nuestro trabajo, de nuestra filosofía de arquitectura, clara y comprensiva”. Para ambos profesionales, la T-4 de Madrid-Barajas, resume la esencia de su forma de entender la arquitectura. “Es el edificio más grande que hemos realizado y pese al tamaño, se percibe claramente que está realizado a escala humana. Tiene un color que se puede tocar y unos materiales que se pueden sentir. Utilizamos un sistema tan bello como eficaz que consiste en reproducir un mismo módulo las veces necesarias”.

Graham Stirk aseguró que sus edificios intentan equilibrar sutileza y poder. Es el caso de las bodegas de Protos en Peñafiel (Valladolid ), “un edificio industrial y agrícola al que se le dio estructura democrática a base de estructuras ligeras, mucha ventilación y construcción bajo tierra como las claves para volver a la tradición que necesita la actividad bodeguera”.

Los dos arquitectos señalaron la maqueta de la Asamblea Nacional de Gales como su edificio más ecológico, transparente y accesible. “El pueblo puede ver desde fuera y desde un nivel superior a sus representantes políticos. Si lo hacen mal, les pueden larzar un tomatazo sin problemas”, bromeó Graham Stirk.

20090708elpepucul_23 Centro Pompidou.

20090708elpepucul_26 Cupula del Milenio en Greenwich.

20090708elpepucul_27 Palacio de Justicia en Burdeos.

Fuente: ElPais.com

Palabras clave: