feb 18
    Arquitectura, General, Ingeniería Comentarios desactivados
        

Es todavía un terreno virgen en España, pero algunas ciudades, con Málaga a la cabeza, ya están colocando los primeros pilares para construir las urbes del futuro: las smart cities o ciudades inteligentes. Su objetivo es, mediante el uso de tecnologías de vanguardia, conseguir una gestión sostenible de los recursos energéticos y optimizar los costes de los distintos servicios municipales.

El nuevo Fondo Estatal de Inversión Local ofrece una oportunidad de oro a los consistorios interesados en el modelo de las smart cities, ya que las ayudas económicas previstas, que sumarán 5.000 millones de euros, van orientadas a proyectos de carácter tecnológico.

Son proyectos que pueden ir desde modelos de gestión energética como el que promueve Málaga, que le permitirá un ahorro del 20% del consumo de energía y una reducción de 6.000 toneladas de CO2 al año, hasta la implantación de sistemas de información y de comunicaciones para la gestión y el control remoto de servicios urbanos como el alumbrado público, el riego de parques y jardines, el control semafórico o de velocidad de los vehículos.

Palabras clave: