nov 18
        

Parece el cuento de nunca acabar. Una vez más, los instaladores de antenas tendrán que realizar horas extraordinarias en cerca de un millón de hogares españoles para acomodar los receptores de televisión a los inminentes movimientos de frecuencias.

El trajín en las azoteas ya se daba por hecho desde que el Gobierno diseñó el futuro mapa de frecuencias radioeléctricas, pero los detalles básicos de este proceso se conocerá hoy. En concreto, el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy el plan de reordenación de las frecuencias con las actuaciones a realizar durante los tres próximos años.

Esta tarea se puede poner en marcha una vez concluida el proceso de licitación de las frecuencias de móviles, tanto en las bandas de 900 MHz, 1.800 MHz como 2,6 GHz.

A grandes rasgos, la industria televisiva deberá desplazarse de las bandas de frecuencias de 790 a 862 MHz cediendo su espacio (dividendo digital) para el desarrollo de Internet móvil antes de 2015. Precisamente, el uso de las frecuencias más bajas permiten a los operadores de telecomunicaciones alcanzar una mayor penetración de su señal, con importantes ahorros de despliegue y notables ventajas en cuanto a calidad del servicio.

El coste de todo este proceso de limpieza de las frecuencias del dividendo digital ronda los 800 millones de euros, tal y como informó el pasado febrero el ministro de Industria, Miguel Sebastián. Esta factura será sufragada íntegramente con los ingresos obtenidos por el Ejecutivo con el reciente reparto de nuevas frecuencias de móvil, cifrados en 2.000 millones de euros. De lo anterior se desprende que los usuarios no abonarán los costes de reantenización, sino que correrá de cuenta de las arcas públicas.

Como ya decidió el Gobierno, el plazo máximo de las concesiones de las nuevas frecuencias será de 20 años, por lo que los operadores de telecomunicaciones podrán disponer de su materia prima hasta el año 2030, con prórroga incluida. En 2015 se producirá el primer vencimiento de las frecuencias de móviles correspondientes a Telefónica. En concreto, caducan 12 MHz de la banda de 900 MHz.

Fuente: eleconomista.es


En AGUICAMP Arquitectura e Ingeniería realizamos Estudios Técnicos para la Adaptación de la Infraestructura de Telecomunicaciones de su Edificio a la normativa vigente para la recepción de la señal de TDT. Amplíe más info en: http://www.aguicamp.es/ing_tdt.html

 

Palabras clave:
jun 28
    Ingeniería Comentarios desactivados
        

Al final no va a poder ser. El calendario se ha echado encima y los segovianos no están los suficientemente preparados. Vamos, que les ha pillado el toro. Quizá haya sido por esa costumbre (o tópico) tan ibérica de dejar todo para el último momento o porque los esfuerzos divulgativos de las administraciones y asociaciones implicadas han caído en saco roto y en oídos sordos, lo cierto es que el salto definitivo a la Televisión Digital Terrestre (TDT) ha tropezado, al menos en su impulso inicial.

El 30 de junio, el Ministerio de Industria había programado el apagón analógico. Hasta 133 municipios de Segovia entraban en la primera fase del Plan Nacional de Transición a la TDT diseñado en origen. El hecho de hablar en pasado se debe a que se confirma la prórroga en el calendario. Las retransmisiones tal y como se conocen actualmente tendrían que haber pasado a mejor vida en la citada fecha para rendirse a la realidad de las emisiones digitales y a la irrupción total de la Televisión Digital Terrestre. Pero no va a ser así, al menos de momento.

No han salido las cuentas
Únicamente hacía falta disponer de una cobertura suficiente para la captación de la señal, los equipos necesarios para la adecuación de los receptores domésticos y, si hubiera sido menester, adaptar la antena comunitaria para poder disfrutar de los beneficios aparejados a la nueva televisión.
Pero como reconoce el presidente de la Asociación Segoviana de Instaladores de Telecomunicaciones (Aseitel), Ismael Nieva, al Ministerio «no le han salido las cuentas» en Segovia. Los expertos han echado números, han cruzado sus variables y las mediciones no dan los resultados deseables para abrazar la TDT y olvidarse de las emisiones analógicas.
Para empezar, el porcentaje de cobertura de la nueva señal en la provincia no es total. Nieva estima que restaría un «porcentaje mínimo que rondaría el 3% ó el 4%» para la plena implantación. Más coja se encuentra la usabilidad de los sistemas digitales por parte de la ciudadanía segoviana. La integración de los descodificadores en los hogares segovianos apenas supera el 50%, indica el presidente de Aseitel.

Camino andado
Para que pueda culminar la transición a la televisión digital, cada provincia debe tener garantizada la misma cobertura de las dos señales (analógica y digital), así como un acceso mayoritario a los sistemas de descodificación. Y estos requisitos no se dan.
Sin embargo, el presidente de los instaladores segovianos de telecomunicaciones considera que el 70% del camino ya está andado.
Si sirve de consuelo, Segovia no es el único territorio de la avanzadilla de la TDT que no ha hecho los deberes. Ninguna de las provincias castellanas y leonesas darán el paso. Tampoco se apuntarán al apagón uno de cada cuatro televisores condenados a abandonar lo analógico, según los datos facilitados por el Ministerio. Además de la región, las sombras también se alargan a parte de Andalucía, Galicia y el País Vasco.
Son comunidades con un gran peso de la población rural, con muchos núcleos (y muy pequeños) que complican la distribución de la señal. Así, de los 1.200 municipios de toda España que debían abrazar la nueva tecnología dentro de cinco días, más de la mitad (alrededor de 700) tienen problemas para recibir la señal.
El Gobierno concluye que «ninguno de los cinco proyectos técnicos incluidos en la fase I (en Castilla y León) tienen fecha prevista para hacer efectivo el apagado: Villamuriel del Cerrato (Palencia), Orense Este y Zamora Norte, Navacerrada (Segovia), Soria Este (Soria-Zaragoza) y Zamora».

Prueba el día 30
Pese a este revés en los plazos, Aseitel no baja los brazos e insta a los segovianos a que no se dejen llevar por la moratoria conseguida por el apagón. La asociación hace un llamamiento a la ciudadanía para que no dilate más la adaptación de los equipos. De hecho, el presidente de los instaladores segovianos promueve la realización de un «apagón virtual» el día 30. Sugiere que los hogares adaptados a la TDT la sintonicen como si ya hubiera desaparecido la señal analógica. Nieva considera que esta experiencia, además de facilitar la familiarización con la nueva tecnología, permitirá detectar fallos y dudas que puedan asaltar a los usuarios con el fin de que cuando llegue el momento de la transición real, ésta se haga de forma plena y sin problemas.
Por lo tanto, aunque la TDT se haya tomado un respiro en su asentamiento definitivo, el día 30 habrá apagón, aunque sólo sea de prueba.

Fuente: Norte de Castilla

Palabras clave: