jun 24
        
Grupo Ingeniería Biomédica UVa

Grupo Ingeniería Biomédica UVa. Foto: El Mundo CyL

La aparición del mando a distancia, y su extensión para controlar un sinfín de dispositivos tecnológico más allá de la televisión -para el típico cambio de canales o el volumen sin necesidad de levantarse del sofá- supuso una revolución para los usuarios en lo que a comodidad se refiere.

Pero ese control remoto ya tiene sustituto. Y es, simplemente, el pensamiento.

Como en una película de ciencia ficción, ya se puede encender la tele, el equipo de música, el dvd, el aire acondicionado, la calefacción o las lámparas cuando el cerebro manda una señal de ejecución.

Todo un progreso destinado, sobre todo, a facilitar la vida doméstica a personas con discapacidad, aunque cualquier persona podría utilizarlo en su casa para manejar dispositivos que forman ya parte de la vida cotidiana.

La idea, desarrollada por el grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid, surgió casi como un juego, pero está destinada a convertirse en una de las herramientas más prácticas para personas con grave discapacidad, física o cognitiva.

Su principal objetivo es, precisamente, simplificar al máximo cualquier actividad que quieran desarrollar dentro de su vivienda. Para ello, el equipo ha creado un sencillo programa de ordenador con un menú principal y diferentes submenús, cuyas opciones se activan cuando el beneficiario se fija en ellas.

Fuente: Innovadores. El Mundo Castilla y León

Palabras clave:
jun 07
        

Un equipo multidisciplinar de la Universidad de Salamanca (USAL), integrado por topógrafos, físicos, matemáticos e ingenieros industriales y de minas, trabaja desde Ávila en el desarrollo de un proyecto de investigación con aplicaciones novedosas en el mundo de la ingeniería y el patrimonio.

El proyecto es un Sistema Aéreo Robotizado (SAR) denominado ‘oktokopter’ -ocho brazos o hélices y ocho motores- que puede volar sin piloto y, dadas sus reducidas dimensiones y su manejo a distancia, llegar a rincones difíciles para el hombre, captando imágenes que después pueden ser reproducidas en 3D para diferentes aplicaciones.

Entre ellas figuran la inspección de grandes puentes, el vaciado de canteras y todo lo relacionado con el patrimonio –alzados, perfiles, secciones–. A todo ello se suma la posibilidad, actualmente en desarrollo, de realizar estudios de eficiencia energética en los edificios a partir de una cámara térmica o medir el estrés hídrico en las plantas. El último caso podría resultar interesante para los viticultores.

Responsables del Proyecto de la USAL. Foto: El Mundo CyL

Responsables del Proyecto de la USAL. Foto: El Mundo CyL

Este proyecto de investigación, que por el momento sólo tiene aplicación en el ámbito universitario, está siendo desarrollado desde el grupo de investigación de Tecnologías de la Información para la Documentación del Patrimonio (TIDOP), liderado por el investigador de la USAL, Diego González Aguilera, doctor de Área de Ingeniería en Cartografía Geodesia y Fotogrametría.Junto a él, también se encuentra el ingeniero industrial Jesús Fernández Hernández, profesor asociado de la USAL, además de otros investigadores más jóvenes como Pablo Rodríguez Gonzálvez y Juan Mancera Taboada.

Tanto González Aguilera como Fernández Hernández coinciden en señalar que lo que resulta novedoso es que este equipo de la USAL da “un paso más” intentando, a través de la investigación, obtener “un valor añadido a la plataforma”.

Ahorro de costes y riesgos

Este proyecto impulsado desde la Universidad de Salamanca, que aún se encuentra en proceso de desarrollo, supone un avance desde el punto de vista de la investigación, pero también en el ahorro de costes, así como en la posible reducción de accidentes laborales, al poder intervenir en lugares peligrosos y de difícil acceso.

Se están realizando investigaciones encaminadas en diferentes direcciones. Una de ellas es el desarrollo de herramientas y programas informáticos para ampliar las capacidades operativas y de navegación de estas plataformas. De esta manera, se pretende mejorar, no sólo la forma de controlar el aparato, sino mejorar su posicionamiento.

Otra de las originalidades que pretende incluir el grupo TIDOP es la derivada de la investigación en nuevos sensores de bajo coste, que posibiliten la ubicación tridimensional de la nave con una mayor precisión.

Daños en edificios y viñedos

En este apartado es en el que se está estudiando la posibilidad de incluir una cámara térmica que tenga la posibilidad de detectar otros datos casi imperceptibles a simple vista como daños estructurales y realizar estudios de eficiencia energética. Esta cuestión puede resultar muy interesante para detectar la eficiencia energética en edificios e incluso descubrir las pérdidas de calor en algunos de ellos, cuando esta circunstancia tenga lugar.

El desarrollo de esta aplicación se está realizando en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, al igual que el sistema de cámara NDVI, que puede llegar a medir el estrés hídrico en las plantas. Este sistema incorporado al ‘oKtoKopter’ podría resultar muy interesante para los viticultores de la Comunidad, ya que tendrían la posibilidad de controlar si sus viñedos necesitan más agua o, por el contrario, les sobra. Para ello se emplearían cámaras infrarrojas con diferente longitud de onda.

Monumentos en 3D

Otra de las innovaciones que el equipo de la USAL pretende introducir en el sistema aéreo robotizado es “la implementación de simuladores 3D, que permitan la planificación, estudio y simulación de entornos en 3 dimensiones, facilitando los planes de vuelo y los vuelos semiautónomos de las plataformas”, según explica Diego González Aguilera.

Además, este sistema permitiría la reconstrucción de entornos en 3D, a partir de fotografías aéreas tomadas desde plataformas aéreas robotizadas y desde el suelo. Así se podrán realizar fotos esféricas para obtener fotos en 360 grados. El proyecto pretende incluir la posibilidad de que, previamente al despegue de la nave, se pueda diseñar un plan de vuelo al aparato para que realice fotos virtuales que sirvan para la reproducción posterior y simulada de edificios, monumentos, canteras o infraestructuras en 3D.

Fuente: Innovadores. El Mundo CyL / Antena 3 Noticias

Palabras clave:
jun 06
        
AGUICAMP lleva realizados más de 700 informes de Inspección Técnica de Viviendas en Castilla y León

AGUICAMP lleva realizados más de 700 informes de Inspección Técnica de Viviendas en Castilla y León

La inspección técnica de edificios (ITE), obligatoria por ley para los bloques y naves con más de cuarenta años de antigüedad, no termina de cuajar. Solo 154 de las 9.881 construcciones que tienen que someterse a este análisis en la capital han presentado la documentación al Ayuntamiento de Valladolid. El pasado año fueron 19 y hasta la fecha del presente ejercicio se han formalizado en la oficina municipal otras 135.

Ha sido a raíz de la publicación de un bando de Alcaldía, el pasado mes de febrero, cuando los afectados por esta norma han comenzado a contratar con las empresas especializadas estos diagnósticos de pago, con los que se pretende garantizar la seguridad y salubridad de los inmuebles más veteranos de la ciudad. Hasta entonces, y a pesar de los esfuerzos por divulgar esta norma, el cumplimiento ha sido testimonial.

En las revisiones, que deben ser realizadas por profesionales colegiados (arquitectos, ingenieros o aparejadores), es obligatorio, como mínimo, analizar el estado de la planta baja del inmueble, del bajo rasante, todo el bajo cubierta y del 60% del resto del edificio, con el objetivo de detectar posibles deficiencias que pongan en riesgo la salubridad de los residentes o la seguridad tanto portal afuera como en el interior. El Consistorio está dando un plazo de tres o cuatro meses a las comunidades que ya han presentado la ITE y no han aprobado el examen para que acometan la obra. Si se constata que están realizando las reparaciones, se espera hasta que culmine para lograr el informe positivo a la Concejalía de Urbanismo.

La escasa respuesta ciudadana también ha activado a las Administraciones. Por un lado, la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha una línea de ayudas por las que los propietarios de inmuebles que tengan que pasar por obligación esta ITV urbanística podrán optar a subvenciones que cubran el 30% de los honorarios del profesional que firme el informe, con un límite máximo de 600 euros.

Por otro, el Ayuntamiento de Valladolid modificaba el pasado mes de mayo la norma municipal en un doble sentido. Primero, respondía a una demanda vecinal para permitir que cuando varias comunidades de vecinos compartan una misma estructura edificada puedan presentar por separado la documentación de la inspección, una petición solicitada por barrios con casas molineras como Girón o San Pedro Regalado. De esta manera no hay riesgo de multa para los propietarios que sí hagan la ITE de su parte. No obstante, hasta que todos los dueños de ese conjunto no revisen su zona no se podrá completar la inspección del edificio en cuestión.

Además, el Ayuntamiento ha incrementado las sanciones económicas por no realizar este análisis obligatorio. Así, la cuantía ha pasado de una primera horquilla que oscilaba entre los 1.000 a los 10.000 euros a otra que prevé multas entre los 10.000 y los 300.000. Fuentes municipales esperan que de aquí a final de año, cuando vence el plazo para que estos 9.881 edificios y naves afronten la inspección, lleguen en aluvión. A partir de entonces, comenzarían a abrirse expedientes a las comunidades que no hayan cumplido con la ley.

__________________________________________________________________________________________

En AGUICAMP Arquitectura e Ingeniería realizamos los informes para la Inspección Técnicas de Viviendas (ITE) de tu edificio. Consúltanos y te asesoraremos. Más de 700 propietarios ya han confiado en nosotros para realizar su inspección.

 

Fuente: Norte de Castilla

Palabras clave: