jul 15

Los ayuntamientos de Palencia y Valladolid han firmado este miércoles su integración en la iniciativa europea denominada Smart City -ciudad inteligente- que conllevará la presentación de proyectos conjuntos centrados en aspecto como la eficiencia energética, el apoyo a la implantación del coche eléctrico y la mejora de la atención al ciudadano mediante las nuevas tecnologías.

Las ciudades castellanos y leonesas forman el tercer grupo de capitales que se integran en la red, que en España ya cuenta con la participación de Málaga y Santander. El proyecto, que será dinamizado por la Fundación Cartif, fija como horizonte temporal el año 2020. Además, participan otras instituciones y empresas como el Ente Regional de la Energía, GMV Sistemas, Acciona Infraestructuras, Iberdrola, Telefónica I+D y Grupo Lince Asprona.

El proyecto, como ha explicado el director general de la Fundación Cartif, José Ramón Perán, trata de aplicar a una población lo mayor posible “todas las innovaciones de ciencia y tecnología que ya están presentes desde un punto de vista científico pero no se han implantado”. Perán ha puesto como ejemplo de los proyectos que pueden desarrollar Valladolid y Palencia el denominado ‘Smart Grid’, que consiste en la gestión de la energía eléctrica con una red inteligente de contadores que discriminen los distintos usos. De hecho, este tipo de elementos están preparados para adaptarse a los enchufes de los coches eléctricos cuando se cuente con los postes de recarga. De hecho, tanto Valladolid como Palencia trabajan en el convenio que facilitará la instalación de 40 puntos de carga en ambas ciudades y en el que también participan empresas como Iberdrola. No obstante, la no presencia de Renault en la firma del convenio que ha tenido lugar este miércoles en el Ayuntamiento de la capital autonómica llevó a Perán y al alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, a aseverar que trabajarán para que la compañía automovilísitca tome parte en los proyectos ‘Smart’. Además, Perán ha hablado de posibles planes relacionados con las comunicaciones en el hogar digital, la eficiencia energética en edificios singulares “que no se puedan modificar estructuralmente, sino que se cambia la red de servicio sin alterar”, el tratamiento de aguas residuales “para obtener el reciclaje del mayor número posible de productos” o la organización del tráfico para que sea más eficiente.

Tanto el alcalde vallisoletano, Francisco Javier León de la Riva (PP), como el palentino Heliodoro Gallego (PSOE) han coincidido en destacar que, por encima de las diferencias políticas y de los “prejuicios” entre ciudades vecinas, se debe trabajar “en el mismo sentido” para favorecer a los más de 400.000 ciudadanos que viven en las dos urbes. El primer edil de Valladolid ha destacado que ambas capitales tienen en su entorno “un número suficientemente amplio de agentes” empresariales que pueden participar en proyectos de la iniciativa Smart y situó a las compañías como “protagonistas” pues “hacen que el mundo avance”. Por su parte, Gallego ha incidido en que ambos consistorios quieren aprovechar los últimos avances para favorecer la calidad de vida de los ciudadanos y mejorar los servicios que se prestan a ellos mediante las nuevas tecnologías. “No es un mero ejercicio dialéctico o una idea que no se va a transformar en realidad. Es toda una apuesta de futuro”, ha subrayado. A juicio del regidor socialista las capitales deben “aprovechar todas las oportunidades que se presenten en el horizonte” ya que las que no lo hagan, ha considerado, “perderán el tren del futuro”.

Apoyo de la UE El SET-PLAN (Plan Estratégico Tecnológico de la Energía en Europa) y la recientemente creada PPP (Partenariado Público Privado) denominado Future Internet constituyen las principales referencias a tener en cuenta en esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Unión Europea. La iniciativa Smart City Valladolid-Palencia pretende también potenciar la proyección internacional, la mayor cooperación entre agentes, el mejor servicio y la mayor satisfacción del ciudadano, la innovación para la mejora de los servicios prestados y de la imagen, y en términos generales se dirige a garantizar la sostenibilidad en la evolución a la ciudad del futuro. Su éxito, han apuntado fuentes del Ayuntamiento de Valladolid, depende del compromiso a adoptar por parte de los diferentes agentes económicos y sociales del entorno municipal como empresas, asociaciones, centros de investigación y de conocimiento, instituciones públicas, entre otros.

Fuente: elmundo.es

Comparte este post:
  • RSS
  • email
  • PDF
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Wikio
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Digg
  • Technorati
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • Live
  • Yahoo! Bookmarks

Comentarios cerrados