jul 15
    General Comentarios desactivados
        

Las comunidades de propietarios podrán acceder a ayudas que oscilarán entre el 20% y el 30% del coste de las obras cuando se vean obligadas a hacer reformas imprescindibles para pasar la inspección técnica del inmueble, también conocida para la ITV de los edificios.

El consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, avanzó ayer el establecimiento de esta nueva ayuda para comunidades de propietarios, que supondrá en la práctica una reorientación de la convocatoria autonómica de subvenciones de vivienda para reforzar la rehabilitación.

La Junta establece ayudas para el arreglo y la adaptación de viviendas antiguas que pueden solicitar los particulares propietarios de las mismas (4.400 se concedieron en 2009 y 45.800 en los últimos años), a las que se sumarán las dirigidas a las comunidades de propietarios.
El consejero Silván mantuvo ayer una reunión de trabajo con el presidente de la Confederación Castellana y Leonesa de la Construcción, Emiliano Alonso. Ambos mostraron su confianza, al finalizar el encuentro, en el tirón que puede suponer para el sector de la construcción la actividad de rehabilitación de viviendas antiguas.

La futura Ley del Derecho a la Vivienda en Castilla y León, que se aprobará en las Cortes previsiblemente el 24 de agosto, recalca la obligatoriedad de superar la inspección técnica de edificios para los inmuebles entrados en años. «Por seguridad de todos y por garantizar las condiciones de habitabilidad de los que viven en ellos», argumentó el consejero de Fomento. Serán los edificios de más de 40 años, en Castilla y León alrededor de 240.000, los que primero deberán pasar la ITV. Las comunidades de propietarios que se salten esta obligación de enfrentan a una sanción económica que oscilará entre los 3.001 euros y los 15.000 y a verse obligadas a acometer la inspección del inmueble después de pagar la multa.

El caso de Valladolid y León
La ITV de los edificios se estableció hace años, coincidiendo con varios sucesos de derrumbes de edificios antiguos en ciudades como Madrid o Barcelona, pero tropezó con lagunas técnicas de aplicación que han supuesto en la práctica que la inspección de inmuebles no se haya estrenado, salvo casos muy excepciones como el de los ayuntamientos de Valladolid y León. Eso va a cambiar. La Consejería de Fomento pondrá a disposición de los responsables de llevarlas a acabo el soporte tecnológico necesario para formalizar la inspección que ha elaborado el Instituto de la Construcción de Castilla y León. A la obligación legal para las comunidades de propietarios de pasar esta ITV se unirá a otra complementaria de llevar al día un ‘Libro del Edificio’, que reflejará las referencias técnicas y jurídicas de la finca y las obras de remodelación que se hagan. La implantación de hecho de la ITV para edificios será pareja a la nueva ayuda para las comunidades de propietarios que tengan que acometer obras. «Este apoyo incentivará la rehabilitación y revalorización de esos edificios», precisó Antonio Silván.

Las esperanzas que tanto el consejero como Emiliano Alonso ponen en las reformas de inmuebles antiguos como bocanada de oxígeno para un sector, el de la construcción, en el que la obra nueva ha sufrido una fuerte debacle, con la consiguiente destrucción de empleo, conllevará también la puesta en marcha de cursos de reciclaje para especializar a trabajadores y parados de este sector en el campo de la rehabilitación de edificios. Silván calificó la futura legislación autonómica como «una oportunidad» para el sector por el «impulso que supone para la rehabilitación», que se traducirá en «mantenimiento y creación de empleo». El reciclaje profesional de albañiles y oficios ligados a la construcción que se han centrado hasta ahora en obra nueva correrá a cargo de la Junta de Castilla y León y de la Fundación laboral de la Construcción.

El presidente de la Confederación Castellano y Leonesa de la Construcción vio el futuro del sector en la «sostenibilidad» de los edificios que diseña la futura legislación y apuntó que la modernización de inmuebles permitirá la recuperación de unos desempleados, «antes irrecuperables y que ahora podrán reubicarse en ese subsector», el de las reformas.

Emiliano Alonso fijó como objetivo económico quintuplicar la inversión actual en rehabilitación de edificios. El responsable autonómico de los constructores destacó el potencial de las reformas y adaptaciones de inmuebles y resaltó que ahora, de cada euro que se emplea en proyectos constructivos, 14 céntimos se destinan a rehabilitación. El objetivo es incrementar esos 14 céntimos hasta 70 de cada euro.

El ahorro «cautivo»
Emiliano Alonso incorporó en este punto la teoría del ahorro «cautivo» que tienen las familias en sus cuentas bancarias y que no se pone en circulación por miedo a la crisis económica. «El 80% de los hogares domésticos tienen empleo» y capacidad de ahorro, aseguró el dirigente empresarial, quien destacó que esa ‘hucha’ nunca ha estado tan llena como ahora, pero que sus dueños tampoco nunca como ahora se están ‘cortando’ de gastar por si vienen mal dadas. Eso hace que los ciudadanos dispongan, a juicio de Alonso, de financiación suficiente para abordar obras de reforma en sus viviendas y edificios que mejoren el ahorro y la eficiencia energética, la accesibilidad, el aislamiento acústico y otras iniciativas que trasvasen ese ahorro a las empresas constructoras y afines.

Fiscalidad favorable
El presidente de la Confederación Castellano y Leonesa de la Construcción destacó que la nueva ayuda que prevé la Junta para las comunidades de propietarios complementará el IVA súper reducido del 4% que el Gobierno central ha decidido aplicar a las reformas de casas usadas y a la desgravación que prevé el Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Este marco fiscal y de ayudas públicas (la nueva para comunidades de propietarios y las vigentes para particulares) contribuirá, según el representante del sector, a propiciar el caldo de cultivo adecuado para relanzar las obras de rehabilitación de viviendas.

El consejero Antonio Silván animó a los ciudadanos a no ver la obligatoriedad de la ITV de los edificios como una medida meramente coercitiva y reiteró que se plantea en términos de «calidad de vida» y «seguridad», para lo que se llevarán a cabo medidas de sensibilización de los ciudadanos sobre la necesidad de actuar de forma preventiva en las reformas que necesitan los inmuebles.
Fuente: nortecastilla.es

_________________________________________________________________________________________ AGUICAMP Arquitectura e Ingeniería cuenta con una amplia experiencia en la realización de informes de Inspección Técnica de Viviendas (ITV). Consúltenos y le asesoraremos.

jul 15
    Arquitectura, General, Ingeniería Comentarios desactivados
        

Los ayuntamientos de Palencia y Valladolid han firmado este miércoles su integración en la iniciativa europea denominada Smart City -ciudad inteligente- que conllevará la presentación de proyectos conjuntos centrados en aspecto como la eficiencia energética, el apoyo a la implantación del coche eléctrico y la mejora de la atención al ciudadano mediante las nuevas tecnologías.

Las ciudades castellanos y leonesas forman el tercer grupo de capitales que se integran en la red, que en España ya cuenta con la participación de Málaga y Santander. El proyecto, que será dinamizado por la Fundación Cartif, fija como horizonte temporal el año 2020. Además, participan otras instituciones y empresas como el Ente Regional de la Energía, GMV Sistemas, Acciona Infraestructuras, Iberdrola, Telefónica I+D y Grupo Lince Asprona.

El proyecto, como ha explicado el director general de la Fundación Cartif, José Ramón Perán, trata de aplicar a una población lo mayor posible “todas las innovaciones de ciencia y tecnología que ya están presentes desde un punto de vista científico pero no se han implantado”. Perán ha puesto como ejemplo de los proyectos que pueden desarrollar Valladolid y Palencia el denominado ‘Smart Grid’, que consiste en la gestión de la energía eléctrica con una red inteligente de contadores que discriminen los distintos usos. De hecho, este tipo de elementos están preparados para adaptarse a los enchufes de los coches eléctricos cuando se cuente con los postes de recarga. De hecho, tanto Valladolid como Palencia trabajan en el convenio que facilitará la instalación de 40 puntos de carga en ambas ciudades y en el que también participan empresas como Iberdrola. No obstante, la no presencia de Renault en la firma del convenio que ha tenido lugar este miércoles en el Ayuntamiento de la capital autonómica llevó a Perán y al alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, a aseverar que trabajarán para que la compañía automovilísitca tome parte en los proyectos ‘Smart’. Además, Perán ha hablado de posibles planes relacionados con las comunicaciones en el hogar digital, la eficiencia energética en edificios singulares “que no se puedan modificar estructuralmente, sino que se cambia la red de servicio sin alterar”, el tratamiento de aguas residuales “para obtener el reciclaje del mayor número posible de productos” o la organización del tráfico para que sea más eficiente.

Tanto el alcalde vallisoletano, Francisco Javier León de la Riva (PP), como el palentino Heliodoro Gallego (PSOE) han coincidido en destacar que, por encima de las diferencias políticas y de los “prejuicios” entre ciudades vecinas, se debe trabajar “en el mismo sentido” para favorecer a los más de 400.000 ciudadanos que viven en las dos urbes. El primer edil de Valladolid ha destacado que ambas capitales tienen en su entorno “un número suficientemente amplio de agentes” empresariales que pueden participar en proyectos de la iniciativa Smart y situó a las compañías como “protagonistas” pues “hacen que el mundo avance”. Por su parte, Gallego ha incidido en que ambos consistorios quieren aprovechar los últimos avances para favorecer la calidad de vida de los ciudadanos y mejorar los servicios que se prestan a ellos mediante las nuevas tecnologías. “No es un mero ejercicio dialéctico o una idea que no se va a transformar en realidad. Es toda una apuesta de futuro”, ha subrayado. A juicio del regidor socialista las capitales deben “aprovechar todas las oportunidades que se presenten en el horizonte” ya que las que no lo hagan, ha considerado, “perderán el tren del futuro”.

Apoyo de la UE El SET-PLAN (Plan Estratégico Tecnológico de la Energía en Europa) y la recientemente creada PPP (Partenariado Público Privado) denominado Future Internet constituyen las principales referencias a tener en cuenta en esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Unión Europea. La iniciativa Smart City Valladolid-Palencia pretende también potenciar la proyección internacional, la mayor cooperación entre agentes, el mejor servicio y la mayor satisfacción del ciudadano, la innovación para la mejora de los servicios prestados y de la imagen, y en términos generales se dirige a garantizar la sostenibilidad en la evolución a la ciudad del futuro. Su éxito, han apuntado fuentes del Ayuntamiento de Valladolid, depende del compromiso a adoptar por parte de los diferentes agentes económicos y sociales del entorno municipal como empresas, asociaciones, centros de investigación y de conocimiento, instituciones públicas, entre otros.

Fuente: elmundo.es

Palabras clave: